viernes, 9 de febrero de 2018

Manuel Dicenta

Manuel Dicenta nació en Madrid el 20 de mayo de 1905. Hijo del dramaturgo Joaquín Dicenta y de la actriz Consuelo Badillo, fue uno de los grandes actores del siglo XX, dotado además de una hermosa voz.
De jovencito, Dicenta pretendía estudiar la carrera de Ingeniero de Minas, pero al quedar huérfano de padre no le fue posible, ya que tenía que ayudar económicamente a la familia, entrando como meritorio con 19 años, en 1924 en el Teatro de la Princesa, donde la Compañía de Fernando Díaz de Mendoza y María Guerrero, representaban la obra Pobrecito carpintero de Eduardo Marquina.
A partir de este momento, Dicenta se convirtió en un actor habitual del teatro, el cine y la televisión, que el año 1961 entró a formar parte del claustro de profesores de la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid, como profesor de Interpretación, función que desempeñó hasta 1970, año de su jubilación.
Además de la interpretación, el año 1958 publicó el libro De Profundis: 23 poemas de angustia, y ese mismo año pronunció una conferencia en el Ateneo de Madrid bajo el título Lo sustantivo y lo adjetivo en el espectáculo dramático.
En teatro, el año 1929 logró su primer éxito como galán joven en la Compañía de Catalina Bárcena, en la obra Vidas cruzadas de Jacinto Benavente.
En 1932 ya era primer actor. A partir de ese momento, actuó como titular en las compañías del Teatro Lara y del Teatro de la Comedia de Madrid.
Después de haber estado trabajando en las compañías de Gregorio Martínez Sierra y Pilar Millán Astray, en 1939 formó compañía propia, que estuvo en el Teatro Español de Madrid hasta el año 1946.
En los años cincuenta volvió al teatro y participó en Diálogos de carmelitas, en 1954; La vida es sueño, Cyrano de Bergerac, Las brujas de Salem, Los intereses creados, obra por la que le fue concedido el Premio Nacional de Teatro.
El año 1954 participó en el Festival de Teatro Romano de Mérida con la obra Edipo rey y el año siguiente con Julio César, las dos obras estaban dirigidas por José Tamayo e interpretada por Francisco Rabal.
A lo largo de los años continuó sobre todo en el teatro con obras muy importantes como Divinas palabras, Fuente Ovejuna, El proceso del Arzobispo Carranza, Así es si así os parece o  Casa Manchada, La conjuración de Fiesco en Génova, de Schiller; El médico de su honra de Calderón de la Barca o Ricardo III, de Shakespeare, así como La malcasada, de Gómez Hidalgo y El tiempo dormido, Don Juan Tenorio, que lo interpretó varias veces, Ricardo III, La malcasada, Seis personajes en busca de un autor, La muralla, Proceso de Jesús, Huracán sobre el Caine, Cosas de papá y mamá, Fedra, Los bajos fondos, Testigo usted, testigos todos, La playa vacía.  Andorra.
La última obra que interpretó el año 1974, Las cítaras colgadas de los árboles, de Antonio Gala en el teatro de La Comedia, pocos meses antes de morir.
Debutó en el cine el año 1927, en la película El bandido de la sierra a las órdenes de Eusebio Fernández Ardavín, aunque la mayor parte de su carrera estaba realizada en el teatro y la televisión, siendo un gran intérprete de teatro clásico.
Películas como Don Floripondio, Morena Clara, con Imperio Argentina,  Verbena, Rosa de África o La Lola se va a los puertos, El señor Esteve, Doña María la Brava, y El capitán de Loyola, participando a partir de ese momento en papeles secundarios en algunas películas
Otros títulos en los que intervino son El amor brujo, La tienda de antigüedades, Aventuras de Juan Lucas, Pequeñeces, María Antonia la Caramba y A dos grados del Ecuador.
En los años cincuenta espació sus apariciones en el cine, participó en El cerco del diablo, en 1952, Cerca de la ciudad, Aeropuerto, Embajadores en el infierno.
En los años sesenta intervino en las películas A hierro muere, Fray Torero, Mónica Stop, y Fuenteovejuna, ya en 1972.
La primera vez que apareció en televisión Dicenta fue el año 1962 en una entrevista que le realizó Victoriano Fernández de Asís, y ya fueron muchas las intervenciones que tuvo en los espacios dramáticos de Televisión Española, y a partir de entonces fueron numerosas sus intervenciones en espacios dramáticos e incluso como recitador de poemas y lector de textos en el espacio de cierre de las emisiones titulado El alma se serena, que ofrecía diariamente prosas poéticas y versos inéditos de autores españoles escritos especialmente para televisión, e incluso como presentador del programa Carrusel del domingo.
Novela: La casa de las siete buhardillas, 1978; David Copperfield 1970; Contraseña del alba, 1966.
El teatro: Fuenteovejuna, 1975.
Noche de teatro: El abogado del diablo, 1974; Cisneros, 1974; El poder y la gloria, 1974.
Estudio 1: Barriada, 1973; Don Juan Tenorio, 1973; Al César lo que es del César, 1973; Teresa de Jesús, 1973; El canto de la cigarra, 1973; Otelo, 1972; Las aleluyas del señor Esteve, 1971; El portero, 1971; El villano en su rincón, 1970; El gran teatro del mundo, 1969; El proceso del arzobispo de Carranza, 1969; Los mosquitos, 1966; El divino impaciente, 1966.
Hora once: El alegre mes de mayo, 1972; Consumatum Est, 1970.
Pequeño estudio: La llave, 1969.
Teatro de siempre: El portero, 1968; El Rey Lear, 1967.
Primera fila: El triunfo de la medicina, 1965; Corrupción en el Palacio de Justicia, 1965; Tea Party, 1965; La torre sobre el gallinero, 1965; El cero y el infinito, 1964.
Gran teatro: El Rey Lear, 1964; La lola se va a los puertos, 1961.
Series: Divertido siglo, 1972 Buenas noches, señores, 1972; Ficciones ; Juegos para mayores,  1971; Carrusel del domingo, 1970; El premio, 1968; Historias naturales, 1967; Dichoso mundo, 1967; Tras la puerta cerrada, 1965;  La otra cara del espejo, 1965; Napoleón, 1965; Tengo un libro en las manos, 1964; La noche al hablar, 1964.
Manuel Dicenta estuvo casado con Amparo Silva, con la que tuvo a Daniel Dicenta, casado Lola Herrera, y luego con Josefina Pérez Gago, tuvo a Jacobo Dicenta.
El año 1972 le fue concedida a Manuel Dicenta la Medalla al Mérito en el Trabajo por su contribución a la escena. Otras distinciones que recibió fue la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes, la Medalla de Oro de Valladolid y la Medalla de Plata de la Confederación de Cajas de Ahorro.

Manuel Dicenta falleció en Madrid el 20 de noviembre del año 1974.




Manuel Dicenta en la obra El Rey Lear, de William Shakespeare, que fue emitida en el espacio Estudio 1.

No hay comentarios:

Publicar un comentario