lunes, 11 de enero de 2016

El tío Pepe y su sobrino

Pepe da Rosa
Este era uno de esos programas que escuchaba debajo del árbol de margaritas siendo muy niño. Tengo el recuerdo de estar escuchando este programa que ponían en Radio Sevilla los lunes sobre las tres de la tarde, después de la comida, acostado en el suelo debajo de mi árbol.
Aunque nunca me ha gustado el fútbol, me encantaba el diálogo y las discusiones entre un tío sevillista y un sobrino bético manquepierda, porque eran unos diálogos futboleros que no tenían mucha duración, pero si mucho humor. Eran muy divertidos, aunque estoy convencido que ahora podría salir alguien diciendo que estaban llenos de tópicos, pero a mí no me importa en absoluto, porque lo único importante era que me divertían.
Cuando me he puesto a buscar documentación sobre el programa, me he quedado un poco impresionado porque no tenía ni la más remota idea que el espacio había durado casi cuarenta años.
Al principio el nombre era Don Pepe y Pepito, y nacieron en una revista radiofónica que crearon Juan Tribuna, que además fue todo el tiempo que duró el que escribía los guiones, y López Lozano. En esta etapa Don Pepe era interpretado por Manolo Navarro y Pepito era Jacinta Alenza. Más tarde Pepe Da Rosa, con sólo 19 años, sustituyó a Jacinta y Manolo Méndez a Navarro. Claro que cuando Da Rosa no podía estar por sus ocupaciones de humorista, se incorporaba Rafael Rodríguez y entonces el ya Tito Pepe y su sobrino se convertía el Tito Pepe y su compadre.
El programa debió ser uno de los más largos de la radio en España, ya que duró casi cuatro década, casi todo el tiempo en Radio Sevilla, excepto el último año que se hizo en la COPE, a partir de octubre del año 1988, aunque ya aquí el personaje del sobrino estuvo interpretado por el hijo de Pepe da Rosa, al haber fallecido el padre.
Todavía recuerdo una de los anuncios publicitarios del programa, que creo que era una óptica de Sevilla “óptica Rodríguez del Valle”, que no se me olvida porque no sé si tendría que ver algo con el médico que me trataba en San Juan de Dios, en Sevilla, el doctor don Ramón Rodríguez del Valle, que también era en su tiempo un gran bético y médico del Betis.

1 comentario: