domingo, 10 de marzo de 2013

María Asquerino


La actriz que nació como María Urdiain Muro, para pasar luego a Maruja Asquerino y más tarde al definitivo de María Asquerino, vio el mundo en Madrid el 25 de noviembre de 1925.
Sus comienzos en el teatro se iniciaron cuando apenas tenía trece años, por los años cuarenta, en la compañía de sus padres los también actores Mariano Asquerino y Eloisa Muro, así en 1941 debutó con su madre en Eloísa está debajo del almendro, de Jardiel Poncela, interpretando un papel masculino, de botones, y en el filme de Juan de Orduña Porque te vi llorar.

En el teatro tuvo grandes éxitos la mayoría de las veces con personajes temperamentales y fuertes, así la podemos recordar como Doña Jimena en Anillos para una dama, de Antonio Gala, que se estrenó el 28 de septiembre de 1973 y estuvo dos daños en los carteles, antes había participado en 1947, en el Teatro de Ensayo del Instituto Italiano de Cultura, junto a Manuel Alexandre y Fernán Gómez.

Numerosas obras, grandes autores, muchos días de llenos en los teatros y grandes giras por los pueblos de España.
En televisión, aunque no fue donde más se prodigara, si tuvo esporádicas apariciones en Televisión Española en programas como Primera fila, Estudio Uno, interpretando La Gaviota o Diálogo de carmelitas y en como Anillos de oro, en 1983; Sonatas, en 1983 y Página de sucesos, en 1985.
En el cine, María Asquerino la podemos ver en la película Porque te vi llorar, de Juan de Orduña, en 1941; Surcos, de Nieves Conde, en 1957; Teatro Apolo, con Jorge Negrete; Dos caminos, en 1954, por la que obtuvo el premio de interpretación en el festival de San Sebastián, aunque se lo quitaron ante las protestas de la delegación francesa.
Otras de las películas en las que intervino fue en Mambrú se fue a la guerra, y Fuera de Juego, de Fernando Fernán Gómez, Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto, de Agustín Díaz Yanes, La comunidad, de Alex de la Iglesia, Tiovivo de José Luis Garci y la última película en que participo fue Pagafanta, el debut cinematográfico de Borja Cobeaga.

En 1989 fue galardonada con un Premio Goya en la categoría de Mejor Interpretación Femenina de Reparto por el largometraje El mar y el tiempo, de Fernando Fernán Gómez. Asimismo, recibió la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes en 199 y fue reconocida por el Círculo de Escritores Cinematográficos en 1970 por las películas La tonta del bote y Goya, historia de una soledad y el Mayte de Teatro.
Contrariamente a lo que siempre imaginamos, María se caso cuando apenas tenía 17 años, aunque se separó a los dos años, no volviéndose a casar, ni tuvo hijos, aunque ella misma reconocía que tuvo numerosas aventuras, pero ninguna de ellas llegó a buen término.
María fue una mujer adelantada a su tiempo, una mujer activa, independiente, amante de las tertulias, de sus amigos de la farándula y de la noche, tanto en el café Gijón, Oliver o la que ella misma fundó en el inolvidable Bocaccio madrileño.
Una mujer libre, aunque pagó su libertad con la soledad en que vivió sus últimos años.
La podemos considerar como una actriz con gran dominio de la escena, una de las grandes actrices de la escena española en el teatro, cine y televisión.
La actriz se había retirado a finales del año 2008 tras representar la obra Tío Vania en el Teatro María Guerrero.
Debido a no tener familia María pasó los últimos meses en una residencia para mayores en las afueras de Madrid, en El Plantio, hasta que falleció el 27 de febrero de 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario